Publicado en El Deber el viernes 21 de febrero de 2020

Un viernes 21 de febrero (21F) es un buen día para comentar la obra “Nadie se rinde. Una epopeya boliviana”. Este es un libro de crónicas, testimonios y un detallado relato periodístico de un tiempo histórico en el que el pueblo boliviano es el gran protagonista. Este documento registra el antes, el durante y el después de los veintiún días en los que las calles del país fueron tomadas, pacíficamente, por sus ciudadanos. Es una publicación que narra los prolegómenos, los hechos y el final abierto que nos dejó la “revolución de las pititas”.

En algún lugar leí que “solo existen del todo las historias, si alguien las escribe”, eso es lo que —a cuatro manos—, Roberto Navia y Marcelo Suárez, han logrado con este libro, escribir algunas de las historias que los bolivianos hemos vivido en los últimos años, para que existan, y puedan ser leídas entre las generaciones por venir.

Este es un libro, como lo señalan sus autores, “de a pie”, cuyo personaje principal es la gente. Se describe la esperanza e ilusión con que fue recibido el presidente de rostro y raíces originarias, los momentos de mayor gloria y los más duros de los últimos catorce años, la defensa ciudadana del resultado del referéndum del 21F, los incendios del bosque chiquitano, el fraudulento proceso electoral que buscaba la ilegal reelección del gobierno del MAS, los veintiún días que cambiaron la historia de Bolivia, la renuncia y huida de Morales y el gobierno de transición que lo sucedió.

Además de ser un justo homenaje a la gesta y hazaña de un pueblo corajudo, los autores han sabido usar el lenguaje y todos los recursos literarios y periodísticos a su alcance, para que la lectura de sus páginas fluya de manera casi cinematográfica, transitando del pasado al presente y viceversa. En los anexos del libro se presenta una selección de los editoriales del periódico El Deber, de esas tres semanas de resistencia cívica, que marcan su línea de pensamiento. Además, se han incluido una colección de viñetas humorísticas del ilustrador, Trond Scheen, de su espacio “Crónicas corrosivas”; y una galería de fotografías, a todo color, de diversos fotoreporteros, que complementan el registro escrito.

Con el paso de los años, el meritorio trabajo de los periodistas Navia y Suárez, permitirá que las nuevas generaciones descubran el azaroso y difícil trance que el país vivió al finalizar el período del gobierno más largo de nuestra historia. Este libro será un documento imprescindible para revisar, comprender y revivir un hito histórico que, al momento de publicarse, no tiene un desenlace cierto. Es un libro de final abierto en el que el devenir está por escribirse.

Si en 1982, se vivió una transición de la dictadura militar al régimen civil y constitucional; en este 2020, enfrentamos a una segunda transición que busca restablecer el Estado de derecho y reconstruir la institucionalidad republicana. Las crisis son parteras de grandes cambios, este 2020 puede ser un punto de inflexión que traiga nuevas y mejores oportunidades para un pueblo valiente que acaba de atravesar una epopeya más en su sufrida historia. Después de lo vivido, cuando —a voz en cuello—, se le pregunte a un boliviano: ¿quién se rinde?, su respuesta, sin titubear, será: ¡nadie se rinde!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s